martes, junio 11, 2024
Estrategia didácticaPrimariaRecursos DocenteSecundaria

Consejos para mejorar la compresión lectora en tus alumnos

Consejos para mejorar la compresión lectora en tus alumnos

La lectura es una actividad de permanente búsqueda de sentido. Los buenos lectores no leen cada oración como si estuviera aislada. Por el contrario, tratan de construir integralmente el significado del texto apoyándose en sus conocimientos previos y en su forma de ver el mundo.

La lectura también nos da la posibilidad de descubrir nuevas formas de ver el mundo, de aprender, formar nuevos conceptos y así enriquecer nuestros saberes previos.


¿Qué evalúa la prueba de Comprensión Lectora?

La comprensión de estos textos se evalúa a partir de las siguientes capacidades lectoras:

Lee oraciones

Consiste en asociar una oración con su dibujo y ubicar información literal en una oración.

Identifica información

en diversos tipos de textos según el propósito (capacidad literal) Consiste en ubicar ideas, datos e información diversa que se encuentra escrita en el texto.

Infiere el significado del texto (capacidad inferencial)

Consiste en usar la información del texto para descubrir una idea que no está escrita. Esta nueva idea se construye a partir de las pistas o señales dadas en el texto. La inferencia también implica la construcción de ideas globales o integrales acerca del texto.

Para que la comprensión lectora se dé con éxito, se recomienda realizar las siguientes preguntas en tres momentos al inicio de la lectura:

1. Antes de la lectura:

  • Determinar los objetivos de la lectura ¿Para qué voy a leer?
  • Activar el conocimiento previo ¿Qué sé de este texto?
  • Formular hipótesis y hacer predicciones sobre el texto ¿De qué trata el texto? ¿Qué me dice su estructura?

2. Durante la lectura:

  • Formular preguntas sobre lo leído
  • Aclarar posibles dudas acerca del texto
  • Resumir el texto o Releer
  • Consultar el diccionario
  • Pensar en voz alta para asegurar la comprensión

3. Después de la lectura:

  • Hacer resúmenes
  • Formular y responder preguntas
  • Utilizar organizadores gráficos



Estrategias metodológicas de la comprensión lectora

Entre las técnicas metodológicas que se han utilizado y que casi siempre forman parte del repertorio de los docentes se encuentran: las discusiones, las dinámicas de grupo, el aprendizaje colaborativo en el aula, entre otros. Todos pueden combinarse con técnicas participativas, analogías, demostraciones, mapas conceptuales, gráficos, entre otras, para favorecer el desarrollo de las actividades formativas y de comprensión lectora.

A continuación, se detallan algunas de ellas, por considerarlas las más apropiadas para fomentar la comprensión lectora y la participación grupal.

Pequeño grupo de discusión parafraseo

La discusión colectiva potencia las habilidades para analizar e interpretar un texto, ya que los estudiantes deben prepararse con antelación para participar activamente en el trabajo asignado. Esto permite que lean atentamente el texto, una vez o más si es necesario. Así, se pone en práctica la capacidad de análisis y síntesis de la información.

Foro

Puede utilizarse cuando los estudiantes ya han concluido la lectura asignada de determinada obra literaria. Para el desarrollo de esta técnica, el docente debe preparar un listado de preguntas sobre aspectos formales y de contenido, las que pueden ser lanzadas al azar, o bien repartidas entre los participantes.

La secuencia

Resulta de mucha utilidad para el análisis las partes de un todo. Al concentrarse en la lectura de un libro, permite conocer y ordenar de manera lógica las partes del mismo, ya sea de sus párrafos o capítulos, de acuerdo a lo que originalmente plantea el autor. Para ello, se requiere que el docente elabore una serie de tarjetas con frases textuales de la lectura, las que se distribuyen entre los estudiantes, a fin de que ellos busquen entre sus compañeros, ordenen y estructuren la secuencia textual.

Lluvia de ideas

Estrategia grupal, la cual permite indagar y también obtener información acerca de lo que un determinado grupo conoce sobre un tema. Así mismo, es adecuada para generar ideas sobre un contenido específico o dar solución a un determinado problema.



Permite aclarar concepciones erróneas, resolver problemas, desarrollar la creatividad, obtener conclusiones grupales y propicia una alta participación del estudiantado.

Las preguntas

Luego de aplicar una lectura, la formulación de preguntas permite desarrollar el pensamiento crítico y lógico, indagar en los conocimientos previos, analizar una situación y profundizar en ella, generar ideas o retos que se puedan enfrentar para estimular nuevas maneras de pensar, desarrollar la metacognición y potenciar el aprendizaje a través de la discusión.

Juego de roles

Se asignan diferentes roles a los estudiantes, a fin de que dispongan de su imaginación y creatividad para el análisis de determinada situación. Con el uso de esta técnica se promueve un ambiente de interés y estudio en torno a un problema, a la vez que permite la identificación de los estudiantes con la temática tratada.

Aprendizaje cooperativo

Fomenta la resolución creativa de problemas, desarrolla el pensamiento creativo, valora la actitud de creación y aporte personal, además que favorece la comunicación y el trabajo en equipo. Esta estrategia metodológica requiere del trabajo en pequeños grupos, a los que el docente asigna un contenido y objetivos en relación a la diversidad de estudiantes.

Consejos y técnicas para mejorar tu comprensión lectora

Si has llegado hasta aquí es porque tienes interés en mejorar tu comprensión lectora. Es más fácil de lo que piensas. Solo tienes que aplicar algunas de las siguientes técnicas y consejos, y tu manera de asimilar los textos mejorará en poco tiempo.


Consejos para mejorar tu comprensión lectora.

  1. Lo más importante: LEER. Sí, así, en mayúsculas. Para ser capaz de mejorar tu comprensión lectora lo primero que debes hacer es crear el hábito de leer. Esto te ayudará muchísimo a mejorar diferentes aspectos de la lectura. Al leer irás aprendiendo a analizar el contexto, el mensaje de lo que lees y además mejorarás mucho tu léxico, entre otras cosas. Para ello puedes comenzar con novelas sencillas sobre temáticas que te gusten e ir poco a poco aumentando el nivel de dificultad de estas.
  2. No tengas prisa. ¿Has oído eso de que las prisas no son buenas? Pues en la lectura es así. Un buen lector sabe adaptar la velocidad de lectura a la dificultad del texto. A veces te encontrarás con textos más sencillos en los que avanzar más deprisa, y otras veces, en las que el texto presenta una mayor dificultad tendrás que bajar el ritmo de lectura para identificar el mensaje del texto y entenderlo a la perfección.
  3. Analiza constantemente el texto que lees. Desde este mismo momento los interrogantes serán tus mejores amigos a la hora de leer. Pregúntate constantemente qué, cómo, cuándo, por qué, etc. A partir de las respuestas puedes continuar con preguntas más complejas. Este paso es indispensable para poder identificar y comprender cualquier tipo de texto.
  4. Busca el significado de las palabras que no entiendas. Haz del diccionario tu mejor amigo. Si no entiendes una palabra deja lo que estás haciendo y busca su significado. Lee la definición detenidamente hasta que sepas bien qué significa y el papel que juega en lo que estás leyendo. Aunque no lo creas, una simple palabra puede cambiar drásticamente el significado del texto completo.

Técnicas para mejorar la compresión de lo que lees

También puedes utilizar diferentes técnicas para mejorar tu comprensión lectora. Las cuales detallamos a continuación:

  1. Técnica 1: El periodista. Consiste en leer un texto realizándote las preguntas típicas que haría un periodista: ¿qué? ¿cómo? ¿cuándo?, etc. Cuando las formules deberás rellenar un cuadro con tres columnas: una para lo que sucede en el texto (qué), otra para quien lo lleva a cabo (¿quién?) y otra para las circunstancias en las que sucede (¿Cuándo? ¿Cómo? ¿Por qué?) Al final la información quedará estructurada por segmentos que al unirlos darán un sentido completo al texto.
  2. Técnica 2: Mapas conceptuales. Esta es, sin duda, una técnica estupenda para diseccionar el texto, completar definiciones y comprender el papel que juega cada concepto dentro del mismo. En esta técnica también es muy sencillo hacerse una idea de cómo están interrelacionadas las diferentes partes del texto principal.
  3. Técnica 3: Titular párrafos. Esta técnica se basa en buscar e identificar la idea principal de cada párrafo para ayudarnos a entender mejor el texto en su conjunto. De esta manera, de un simple vistazo nos pondremos en situación de lo que ocurre en el texto y cuáles son los principales conceptos de este.
  4. Técnica 4: El subrayado. Probablemente esta sea una de las técnicas más usadas para comprender y sintetizar un texto. Consiste en destacar los conceptos principales del texto, tanto definiciones como fechas o datos relevantes.



Deja una respuesta