Estrategia didáctica

7 Estrategias de enseñanza efectivas para el aula

Estrategias de enseñanza efectivas para el aula

El aula es un entorno dinámico, que reúne a estudiantes de diferentes orígenes con diferentes habilidades y personalidades. Por lo tanto, ser un profesor eficaz requiere la aplicación de estrategias de enseñanza creativas e innovadoras para satisfacer las necesidades individuales de los alumnos.

Ya sea que haya estado enseñando dos meses o veinte años, puede ser difícil saber qué estrategias de enseñanza funcionarán mejor con sus estudiantes. Como profesor no existe una solución única para todos los casos, por lo que a continuación le ofrecemos una serie de estrategias de enseñanza eficaces que puede utilizar para inspirar su práctica en el aula.


1. Visualización

Dé vida a conceptos académicos aburridos con experiencias de aprendizaje visuales y prácticas, ayudando a sus estudiantes a comprender cómo se aplica su educación en el mundo real.

Los ejemplos incluyen el uso de la pizarra interactiva para mostrar fotos, clips de audio y vídeos, así como animar a sus estudiantes a salir de sus asientos con experimentos en el aula y excursiones locales.

2. Aprendizaje cooperativo

Anime a los estudiantes de habilidades mixtas a trabajar juntos mediante la promoción de actividades en grupos pequeños o en clase entera.

A través de la expresión verbal de sus ideas y la respuesta a los demás, sus estudiantes desarrollarán su confianza en sí mismos, así como también mejorarán sus habilidades de comunicación y pensamiento crítico que son vitales a lo largo de la vida.

Resolver rompecabezas matemáticos, llevar a cabo experimentos científicos y representar breves representaciones teatrales son sólo algunos ejemplos de cómo el aprendizaje cooperativo puede incorporarse a las lecciones en el aula.

3. Instrucción basada en la investigación

Plantee preguntas que inviten a la reflexión y que inspiren a sus alumnos a pensar por sí mismos y a convertirse en estudiantes más independientes.

Alentar a los estudiantes a hacer preguntas e investigar sus propias ideas ayuda a mejorar sus habilidades para resolver problemas, así como a adquirir una comprensión más profunda de los conceptos académicos. Ambas son habilidades importantes para la vida.

4. Diferenciación

Diferencie su enseñanza asignando tareas basadas en las habilidades de los estudiantes, para asegurar que nadie se quede atrás.

Asignar actividades en el salón de clases de acuerdo a las necesidades únicas de aprendizaje de los estudiantes significa que los individuos con mayores capacidades académicas se ven forzados y que aquellos que están luchando reciben el apoyo apropiado.

Esto puede implicar la distribución de hojas de trabajo que varían en complejidad a diferentes grupos de estudiantes, o la creación de una serie de estaciones de trabajo alrededor del aula que contienen una variedad de tareas para que los estudiantes puedan elegir.


5. Tecnología en el aula

La incorporación de la tecnología en su enseñanza es una gran manera de involucrar activamente a sus estudiantes, especialmente cuando los medios digitales rodean a los jóvenes en el siglo XXI.

Pizarras interactivas o dispositivos móviles pueden ser usados para mostrar imágenes y vídeos, lo que ayuda a los estudiantes a visualizar nuevos conceptos académicos. El aprendizaje puede ser más interactivo cuando se utiliza la tecnología, ya que los estudiantes pueden participar físicamente durante las clases e investigar instantáneamente sus ideas, lo que desarrolla la autonomía.

6. Gestión del comportamiento

La implementación de una estrategia efectiva de gestión del comportamiento es crucial para ganar el respeto de los estudiantes y asegurar que tengan las mismas oportunidades de alcanzar su pleno potencial.

Las aulas ruidosas y perturbadoras no fomentan un ambiente de aprendizaje productivo, por lo tanto, el desarrollo de una atmósfera de respeto mutuo a través de una combinación de disciplina y recompensa puede ser beneficioso  para sus estudiantes.

7. Desarrollo profesional

Participar en programas regulares de desarrollo profesional es una excelente manera de mejorar la enseñanza y el aprendizaje en el aula.

Con las políticas educativas en constante cambio, es extremadamente útil asistir a eventos en los que se puede obtener inspiración de otros profesores y académicos. También es una gran excusa para salir del aula y trabajar junto a otros profesores como tú!

Las sesiones pueden incluir el aprendizaje de nuevas tecnologías educativas, capacitación en seguridad en línea, consejos sobre cómo usar su(s) asistente(s) de enseñanza y mucho más.

Ser un maestro eficaz es un desafío porque cada estudiante es único, sin embargo, al usar una combinación de estrategias de enseñanza usted puede abordar los diferentes estilos de aprendizaje y capacidades académicas de los estudiantes, así como hacer de su aula un ambiente dinámico y motivador para los estudiantes.


Deja un comentario